Higiene de las manos

¿Por qué es tan importante la higiene de las manos?

Las manos. ¿Qué cantidad de cosas podemos hacer con ellas? Saludamos, gesticulamos, aplaudimos, acariciamos, escribimos… También con ellas podemos transmitir infinidad de microorganismos que pueden ser perjudiciales para la salud. Por ello es de suma importancia la higiene de las manos en nuestro día a día siguiendo unas sencillas pautas.

Al ser el domingo 5 de mayo el Día Mundial de la Higiene de las Manos, no hemos querido perder la ocasión de recordar a nuestros lectores la relevancia de la higiene de manos al llevar a cabo determinadas acciones cotidianas. Antes de comer, antes de cocinar, después de ir al baño, tras llegar de la calle (de donde traemos gran cantidad de virus y bacterias)… Estos simples gestos pueden evitar que se produzca una futura infección. Es cierto que muchos de estos microorganismos son inocuos, pero al combinarse con otros pueden resultar peligrosos o fomentar la aparición de ciertas enfermedades.

Es importante destacar que en muchos países la falta de higiene de las manos en los ámbitos sanitarios sigue siendo una de las causas de múltiples infecciones y muertes de pacientes hospitalizados. Las llamadas infecciones nosocomiales (que son las adquiridas a consecuencia del ingreso en el hospital y que no estaban presentes en el momento de dicho ingreso), pueden afectar en algunas regiones del planeta al 25% de los pacientes que son hospitalizados.

El año pasado, con ocasión del Día Mundial de la Higiene de las Manos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó una campaña orientada a los profesionales del ámbito sanitario (llamada “SALVE VIDAS: Límpiese las manos”) para llamar su atención sobre este aspecto.

Esta higiene no solo es imprescindible en los centros hospitalarios, pues en nuestro día a día también debemos tener en cuenta que el gesto sencillo de lavarnos las manos puede evitarnos futuros problemas infecciosos. Además, vamos a ver, ¿qué hay más placentero que sentir las manos limpias y suaves?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *