Bebé

Parto prematuro a causa de una mala alimentación

A estas alturas todos sabemos que la alimentación es la base para prevenir una gran variedad de enfermedades. Pero ya no solo enfermedades propias… sino también de nuestros hijos, pues las madres cuya alimentación no ha sido sana antes de parto tienen un 50% de probabilidades más de tener un parto prematuro que las que llevan una dieta equilibrada.

Los nacimientos prematuros son una de las causas más importantes de enfermedades y muerte en niños lactantes. Y… si se pueden evitar solo con cambiar la alimentación materna… ¿por qué no hacerlo?

Los investigadores de la Universidad de Adelaida (Australia) realizaron un análisis en nada menos que 300 mujeres antes de quedarse embarazadas y llevaron a cabo una comparación con los resultados a final del parto. Este estudio (publicado en la revista “The Journal of Nutrition”) puso de manifiesto que las madres que llevaban una alimentación variada y equilibrada (incluyendo fruta, verdura, cereales integrales, carne magra y pescado) tenían una menor probabilidad de padecer un parto prematuro.

Por otro lado, las mujeres que llevaban una dieta con gran contenido calórico (galletas, patatas fritas, pasteles, comida rápida…) tenían un 50% más de probabilidades de dar a luz a un bebé prematuro.

Hablando de estadísticas a nivel mundial, 1 de cada 10 embarazos acaba en un parto prematuro. Si uno de los factores que intervienen en esta cantidad de niños prematuros es la dieta (hablamos por supuesto tanto de la dieta anterior al embarazo como la del proceso de los 9 meses de gestación), las futuras madres deben plantearse seriamente si quieren arriesgarse a que su hijo sufra las consecuencias de nacer de forma prematura. Además, este factor es uno de los de más fácil modificación dentro del grupo de factores que intervienen en el parto prematuro.

¿Por qué no cuidar la salud de nuestros futuros hijos cuidando la nuestra?

 

Foto: Sergiu Bacioiu

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *