Varices

Olvídate de las varices de una vez por todas

En breve llega el verano, momento en que tostamos nuestro cuerpo al sol y enseñamos bastante más que en el resto del año. Aunque Canarias sea el lugar de la eterna primavera, cuando ésta se convierte en la más calurosa de las estaciones visitamos con más frecuencia nuestras maravillosas playas. Y es entonces cuando se ven las varices.

Las mujeres tienen una especial predisposición a sufrir esta patología. No obstante, puede verse agravada por los hábitos no saludables (como la falta de ejercicio físico o una dieta poco equilibrada), la obesidad o los embarazos. Aunque llevemos una vida medianamente saludable, a veces es difícil librarse de las varices y arañitas. Las primeras pueden aparecer a edades bastante tempranas, mientras que las segundas suelen aparecer a edades más avanzadas.

¿Qué se puede hacer para combatirlas? Un tratamiento que está dando muy buenos resultados es la ozonoterapia, ya que, al mejorar la oxigenación de la sangre y el flujo sanguíneo, mejora la circulación. Además de disminuir la visibilidad de varices y arañitas, la aplicación de ozono médico resulta una inversión, pues previene su futura aparición.

El modo de aplicación del ozono para el tratamiento de varices puede ser mediante el uso tópico de aceite de ozono en la zona a tratar o mediante infiltraciones. Ambas formas de aplicación se pueden combinar para mejorar su eficacia: por una parte se usa el aceite de ozono un par de veces al día y por otra se infiltra vía intravenosa una vez a la semana.

El tratamiento de las varices mediante la ozonoterapia es tan eficaz debido a las características del ozono, el cual permite transportar una mayor cantidad de oxígeno hasta los capilares más pequeños.

Si estás pensando ya en ponerte el bikini y el vestido de verano, no te atormentes por ocultar las varices. Olvídate de ellas de una vez por todas, mándalas a hacer gárgaras o puñetas, si me permiten la expresión. Apuesta por la ozonoterapia y por la comodidad de vivir sin arañitas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *