Células madre

¿Las células madre del cordón umbilical pueden salvar vidas?

El nacimiento de un niño siempre es considerado un suceso maravilloso. Ya no solo por la alegría de la familia en contar con un nuevo miembro, sino también por la emoción que supone traer una vida al mundo. Pero ahora, más aún…

Las células madre que contiene el cordón umbilical de los bebés al nacer pueden ayudar a otras personas (niños o adultos) con enfermedades relacionadas con la sangre. El proceso de donación de este material no supone absolutamente ningún riesgo ni dolor tanto para la madre como para el bebé. Este pequeño gesto cuesta poco y vale mucho: es capaz de salvar una vida.

En España esta práctica aún no está extendida, pues del casi medio millón de niños que nacen al año en nuestro país, el banco público hoy apenas cuenta con 60.000 donaciones almacenadas (tras la donación, el material se congela a la espera del momento en que otra persona lo necesite). No obstante, con estas cifras, aunque ínfimas en relación al número de nacimientos, hacen que la Organización Nacional de Trasplantes se haya convertido en el tercermayor donante del mundo de este material (en primer y segundo lugar están EEUU y Taiwán, respectivamente).

Hoy día se estima que en torno al 90% de esta valiosa sustancia se desecha tras el parto, un estúpido desperdicio teniendo en cuenta que podría servir para curar enfermedades como la leucemia o anemias graves. Además, debido al gran potencial de las células madre que se encuentran en el material del cordón umbilical, aún los científicos no saben a ciencia cierta en cuántas enfermedades podría influir positivamente, pues queda mucho tiempo de investigación por delante. De hecho, tal y como afirma el jefe del Servicio de Oncohematología del Hospital Niño Jesús de Madrid, Luis Madero, en el diario ABC, “aún no somos capaces ni de imaginar hasta dónde llegaremos”.

¿Por qué no realizar este pequeño y solidario gesto que puede salvar otra vida?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *