La diabetes entra en la lista de las 10 principales causas de muerte

La diabetes entra en el “top ten” de las principales causas de muerte

¿Qué manía tenemos los seres humanos de hacer listas? Hacemos listas para la compra, para recordar lo que debemos hacer en la jornada e, incluso, para visualizar las virtudes y defectos de un nuevo ligue.

En este caso hablaremos de una la macabra lista que acaba de actualizar la OMS (Organización Mundial de la Salud), el “top ten” de las causas de muerte a nivel mundial, pues es noticia que la famosa diabetes forma ahora parte de ella.

La primera causa de muerte a nivel mundial siguen siendo las lamentablemente famosas enfermedades cardiovasculares, que acabaron con la vida de casi 17 millones de personas solo en el año 2011. A esta le siguen otros tipo de patologías como las infecciones de las vías respiratorias inferiores (más de 3 millones de muertes), la conocida como EPOC o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (también llega a los 3 millones) o las enfermedades diarreicas (casi 2 millones).

La diabetes está en el puesto 7 con 1,4 millones de personas muertas en un solo año, justo por encima de los accidentes de tráfico, con 1,3 millones. Pero para que entrara la diabetes en este “top ten”, otra enfermedad tuvo que salir: la tuberculosis, que aún sigue entre las 15 principales causas de muerte en el mundo.

Es muy significativo el baile de cifras que puede haber de un país a otro en cuanto a las muertes que causa un mismo tipo de patología. En los países con altos ingresos las enfermedades no transmisibles suponen nada menos que el 87% de las muertes, mientras que en aquellos países con menos ingresos apenas supera el 36%. En estas últimas regiones el protagonismo lo tienen las enfermedades infecciosas, las diarreicas o la malaria. Por consiguiente, en los países pobres mueren casi 40 veces más personas menores de los 15 años que en los países ricos.

Lo peor de esta macabra lista es que, aunque a veces nos cueste recordarlo, no solo estamos hablando de cifras…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *