Joven con implante dental

El implante dental: ¿qué es y qué ventajas tiene?

Las razones por las que una persona puede perder una pieza dental son múltiples y variadas. Sin embargo, la solución al problema que se produce tras la pérdida suele ser la misma: el implante dental. ¿Qué es exactamente un implante y por qué es la mejor opción en estos casos? De ello vamos a hablar en el post de hoy.

Un implante es un sustituto de la pieza dental perdida. Un sustituto artificial, por supuesto, ya que suelen estar formados por sustancias y materiales biocompatibles (como por ejemplo el titanio) para que no se produzca rechazo (lo que podría derivar en diferentes problemas sanitarios).

En los implantes dentales se lleva a cabo la llamada oseointegración, es decir, una fuerte unión entre el material del que esté hecho el implante y el hueso del paciente. Dicha unión es tan fuerte que si posteriormente nos diera por separar ambas partes, solo podríamos hacerlo llevándonos parte del hueso por delante. Esto garantiza una gran sujeción y comodidad para la persona en su vida diaria.

Los implantes no necesitan un ingreso en la clínica, pues esta intervención puede llevarse a cabo con toda seguridad y comodidad para el paciente en cualquier consulta dental (siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos en cuanto a material y mantenimiento de la misma). De hecho, al contrario de lo que pudiera parecer, tras la pequeña operación necesaria para colocar el implante, la persona sufre considerablemente menos molestias de las que podría padecer con otras intervenciones que se llevan a cabo a menudo en Odontología. Un implante dental solo puede provocar algún dolor mientras la encía se cicatriza (para ayudar al proceso de cicatrización y evitar posibles infecciones en la encía, es necesario conservar una buena higiene en la zona). Posteriormente, dichas molestias deben remitir, pues un implante bien colocado no debe ni doler ni molestar.

Pero los implantes no solo sirven para mejorar la salud bucal, pues también tienen (como ustedes comprenderán) un gran papel en la estética de la sonrisa. Cuídela.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *