Dr. Esteban González: “La ozonoterapia mejora la calidad de vida de muchos de los pacientes con enfermedades raras”

Hoy hemos tenido la oportunidad de ser entrevistados por el presentador del programa “Entre Islas”, José Luis Martín, de la emisora 7.7 Radio. El doctor Esteban González, director de Clinicanaria, ha respondido a sus preguntas.

P: Queríamos hoy, en este 28 de febrero, día mundial de las enfermedades raras, hablar sobre un tratamiento, la ozonoterapia, que ayuda a los pacientes a sobrellevarla de una mejor manera. Para ello, vamos a entrevistar al doctor Esteban González, especialista y miembro de AEPROMO (Asociación Española de Profesionales Médicos en Ozonoterapia).

Doctor, si tuviéramos que resumir qué es una enfermedad rara y cual es la más común entre las raras, ¿de qué forma lo haríamos?

R: La definición de enfermedad rara está determinada solo por la frecuencia con que se da la patología en la población general. Se considera una enfermedad rara aquella que se produce en 5 personas por cada 10.000 habitantes (o 1 de cada 2000). Puede ser que haya unas más conocidas que otras, pues algunas tienen mayor frecuencia. Pero todas entrarían en esa categoría de “raras”.

Hay más de 7000 enfermedades raras. Quizás, en un futuro, al desarrollarse mejores métodos de diagnóstico y tener mejor conocimiento de este tipo de enfermedades, se incremente la frecuencia con que tenemos constancia de ellas. Algunas de las más conocidas más pueden ser la enfermedad de Crohn o algunas enfermedades del tejido conectivo.

P: Si hablamos de ozonoterapia, ¿de qué manera puede mejorar o incluso llegar el caso de curar alguna enfermedad rara?

R: Las enfermedades raras tienen un gran problema: como son poco frecuentes, son huérfanas desde el punto de vista terapéutico; es decir, la industria farmacéutica invierte muy poco en algo que va a tener poco uso a posteriori, en algo que va a revertir pocos beneficios. Por este motivo surgen muchas fundaciones y organizaciones orientadas hacia los pacientes de este tipo de enfermedades, para invertir en la investigación sobre ellas.

La ozonoterapia en muchas de las enfermedades raras todavía no se ha usado nunca, ya que es una terapia que se conoce poco. Además, hay pocos pacientes que puedan presentarlas.

La ozonoterapia mejora la calidad de vida de estos pacientes, de la gran mayoría de ellos. Me explico. En torno al 80% de este tipo de enfermedades tienen una causa genética, lo que en muchos casos puede derivar en un alto grado de discapacidad. Algunas de ellas, como muchos sabrán, son autoinmunes.  Para ambos casos la ozonoterapia tiene efectos muy beneficiosos. Por una parte, el ozono mejora la respuesta inmune del organismo, y por otra, es beneficiosa para la producción de energía y la circulación. Con estas respuestas al tratamiento, la calidad de vida de estos paciente mejora considerablemente.

P: La ozonoterapia, ¿de qué forma se aplica?

R: Si alguien le comenta que el ozono es un gas tóxico, está en lo cierto. Es un gas que si se inhala es tóxico para los pulmones. Y esa es la paradoja que tiene, que siendo un gas, no se puede inhalar. Por lo tanto, hay que aplicarlo por otras vías médicas.

En el caso de las enfermedades que afectan a todo el organismo, las vías deben actuar en todo el organismo (llamadas en medicina vías sistémicas). En este caso, el ozono se aplica por vía endovenosa, llamada autohemoterapia mayor. Este método consiste en sacarle sangre al paciente, mezclarla con ozono y devolverle esa sangre ozonizada al paciente.

Ésta vía, si hablamos de adultos, se puede aplicar perfectamente, dependiendo siempre de la condición del paciente. En el caso de los niños, existe otra vía más utilizada, que es la vía rectal. Consiste en meter una sonda por el recto e insuflar el gas por esta vía, con lo cual, se lograría un efecto terapéutico similar al efecto de la autohemoterapia mayor.

Existen otras vías, como la autohemoterapia menor, que consiste en sacar una pequeña cantidad de sangre al paciente, mezclarla con ozono y ponérsela después por vía intramuscular.

Por otra parte están las vías tópicas para afecciones más locales.

P: Doctor, una pregunta más, una enfermedad rara, una vez que se diagnostica, ¿hay algo que nos pueda indicar que sea curable?

R: Hay una característica común en este tipo de enfermedades, y es que la mayoría se conocen poco. Además, si la causa es genética es muy difícil lograr una curación. En las enfermedades que tienen una base inmune o autoinmune, ha habido muchos avances con medicamentos que modifican la evolución de la enfermedad. Pero todavía nos queda mucho por luchar contra el término “incurable”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *