Cuida tu salud bucal

Cuida tu salud bucal y la de toda la familia con una buena alimentación

Cuando hablamos de cuidar la dieta, lo primero que se nos viene a la cabeza es la prevención del sobrepeso y la obesidad o de riesgos cardiovasculares. Pero es que somos lo que comemos, y el significado de tal expresión va mucho más allá de lo que pensamos. La salud bucal depende, en gran medida, de lo que decidimos meternos en el estómago.

Hay que resaltar que una dieta equilibrada da como resultado una buena salud bucodental. Del mismo modo, esta última suele ser resultado de una buena alimentación. Debemos tener siempre en cuenta que los problemas bucales no derivan en todos los casos de una mala higiene bucal, pues muchas enfermedades orales pueden aparecer debido a una alimentación descontrolada y rica en azúcares.

Los menores de edad son especialmente propensos a tener problemas dentales a causa de una mala alimentación. Los azúcares de las comidas entre horas (en más ocasiones de las debidas, chucherías) se quedan en la boca durante varias horas, provocando que la placa dental (formada por diferentes bacterias y gérmenes) generen ácidos que destruyen el diente. Además, siempre resultan especialmente nocivos los alimentos pegajosos como las gominolas.

Desde la más tierna infancia los padres deben cuidar con celo la salud bucal de los bebés. Algunos prácticos consejos pueden ayudar a mejorarla: no añadir azúcar al chupete o a la leche, intentar evitar los líquidos con azúcares añadidos o que el bebé se quede dormido con un chupete en la boca que contenga restos de leche. Esta última precaución debe llevarse a cabo para prevenir que el menor flujo de saliva que se produce durante el sueño permita que la leche, que termina estando mucho tiempo en contacto con los dientes del pequeño, promueva algún tipo de problema bucal en el niño.

Por tanto, no deje nunca de cuidar la salud oral propia y la de sus hijos mediante una buena alimentación, y evite, en lo posible, el exceso de alimentos con gran cantidad de azúcares. No sólo vendrá bien a para controlar el sobrepeso, también para cuidar su sonrisa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *