Crema solar

6 factores a tener en cuenta al comprar tu crema solar

En breve llega el verano, un momento en el que lucimos nuestra piel al sol para coger ese colorcito que tanto caracteriza a los canarios. Pero en ocasiones no sabemos qué tipo de protector es el que se adecúa mejor a nuestras necesidades. ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar una crema solar?

La edad

De ningún modo es lo mismo una crema protectora para niños que para adultos. Los niños muy pequeños necesitan una crema solar adaptada a su mayor sensibilidad. De hecho, podemos encontrar múltiples productos específicamente orientados a niños y bebés. ¡Y no olvidemos volver a aplicarles la crema cada cierto tiempo!

Zona en la que se va a aplicar

La cara es una zona de nuestro cuerpo que está especialmente expuesta a las radicaciones solares, pues no hace falta estar tumbado en la playa para que el sol nos de en la piel. Es por ello que el protector solar para esta zona puede aplicarse en nuestro día a día. Es conveniente que no se aplique la misma que en el resto del cuerpo, pues estas cremas corporales no tienen ni la textura ni los elementos adecuados para proteger el rostro del envejecimiento.

Fototipo

¿El foto… qué? El fototipo, que no es más que las características de nuestra pigmentación. Evidentemente, no usarán el mismo protector dos personas con pigmentaciones tan distintas como las de un nórdico y un caribeño.

Lugar geográfico

Y ya que hablamos del Caribe, es fundamental saber que los rayos solares no tienen las mismas consecuencias sobre nuestra piel en zonas geográficas distintas. No es lo mismo tomar el sol en Gran Bretaña que en Cuba, pues cerca del Ecuador la radicación incide de forma vertical sobre la Tierra.

Estación

Todos sabemos que no es lo mismo poner la piel al sol en Semana Santa que en pleno agosto. Durante el verano debemos utilizar una mayor protección y renovar las aplicaciones más a menudo.

Hora del día

No es muy recomendable exponer la piel al sol durante las horas centrales del día (de 12:00 a 16:00, aproximadamente) en los meses de más calor. Pero si por casualidad se hace, es muy importante tener a mano un protector de factor alto.

En cualquier caso, seas niño o no tan niño, vayas a tomar el sol en los pies o en el ombligo, en Playa del Inglés o en la China, en primavera o en verano, o tengas la piel como Iniesta o como Marcelo, protégete.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *