Sol en la playa

5 consejos para proteger a los niños del sol

Se acerca el verano, ese momento en el que todos lucimos nuestra silueta al sol. No obstante, los peques de la casa deben tener mucho cuidado en no tostarse demasiado, pues su piel es mucho más sensible. Aquí tienes algunos consejos para que los niños no lleguen a casa como un verdaderos tomates:

No olvides el protector

Tampoco hay que embadurnar a los niños para que, con solo tocar la arena, parezcan verdaderas croquetas vivientes. Pero sí es necesario aplicarles, varias veces al día, un protector adaptado a su edad.

¿Sombrero y camiseta?

Nunca están de más, sobre todo en los niños muy pequeños. Pero no creas que estas prendas sustituyen a la crema protectora.

Una buena sombrilla

Que los pequeños no estén mucho tiempo fuera del amparo de la sombrilla es muy importante, en especial en las horas de más calor (aproximadamente entre las 12:00 y las 16:00).

Ropita ligera en las actividades al aire libre

Nuestra piel, así como la de los niños, no solo está expuesta al sol cuando nos ponemos el bañador. Cuando realizamos actividades al aire libre también es fundamental proteger a los peques del sol. Cuando hablamos de bebés, puedes sacarlos los días de más calor con unos pantalones y camiseta largos que les protejan a la vez que permitan el paso de aire para refrescarles (no es momento de ponerles ropa ajustada).

Los ojos también deben protegerse

Los ojos de los niños también pueden sufrir cuando hay mucha luz, por lo que puedes utilizar una gafas homologadas para proteger la vista de tus hijos de los rayos UV.

Todos estos pequeños consejos ayudarán a que tu hijo disfrute tanto como tú de estos ansiados días de calor y playa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *