Quemadura solar

4 consejos para aplicar después de una quemadura solar

Venga, haz memoria. ¿Cuántas veces te has quemado en los últimos veranos? Seguro que en alguna inocente excursión o en un descuido en un día aparentemente nublado terminaste con la característica piel de gamba sin apenas darte cuenta. Una quemadura solar en toda regla.

Estas circunstancias deben evitarse, por supuesto. Pero, ¿y qué hacer cuando el daño está hecho? Aquí te dejamos algunos consejos:

Vinagre, el remedio de la abuela

Sí, lo que te decía tu abuela es completamente cierto. El problema del olor se aguanta cuando lo que te juegas es la piel. Lo recomendable es aplicar en la zona afectada compresas empapadas en agua con vinagre (medio litro de agua por una cucharada sopera de vinagre).

Algo para calmar el dolor

Las aspirinas resultan un buen remedio, pues, además del efecto analgésico, poseen propiedades antiinflamatorias.

Cuidadín con la zona afectada

Ten muchísimo cuidado con los productos que aplicas en la zona afectada. Sobre todo si se trata de perfumes, lacas, etc. Lo mejor para la quemadura solar es la típica crema de after sun combinada con una buena dosis de ingestión de agua (esto es muy importante para recuperar líquidos).

Olvídate del sol durante una temporadita

Ya sé que acaba de comenzar el verano y no sucumbir a la tentación de ir a Playa del Inglés con los colegas es más que complicado. No obstante, si tu piel dice hasta aquí, es HASTA AQUÍ. Ella es la que manda, por lo que tendrás que olvidarte de tu bronceado hasta que se te arregle la carcasa. Evita el contacto con el sol utilizando sombreros, ropas anchas y, sobre todo, protección solar en tu día a día. En breve podrás volver a una vida veraniega normal y exponer tu cuerpo al sol.

En este post hemos dado algunos consejos sobre qué hacer en el caso de que el sol te produzca quemaduras leves en la piel. Para casos más graves, acude al médico lo antes posible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *