Cepillo de dientes

3 razones para cambiar nuestro cepillo de dientes cada 3 meses

¿Cambia su cepillo de dientes con la periodicidad adecuada? No son pocos los que terminan cepillándose con una especie de peluca de payaso en lugar de cambiar de ajadísimo y, francamente, hecho polvo cepillo de dientes. ¿Qué razones existen para que tengamos que cambiarlo cada 3 meses? Vamos a centrarnos en las 3 fundamentales.

Lucha contra las bacterias…

En primer lugar, los cepillos desgastados pueden ser un cobijo estupendo para las bacterias. Imagínese, con el agua y la humedad que llegan al cepillo, la de bacterias que pueden escogerlo como casita de verano. Más aún cuando las cerdas están tan enredadas y torcidas que su lavado no es efectivo.

…y contra la placa bacteriana

Por otra parte, es necesario señalar que un cepillo de dientes es nuestra mejor arma contra la placa bacteriana. Pero un cepillo nuevo puede resultar el doble de eficaz que uno ajado para combatirla con eficacia.

No dañes tu encía

Por último, es importante señalar que cuando las cerdas se tuercen pueden llegar a dañar la encía en el momento del cepillado.

Estas razones resultan más que suficientes para cambiar nuestro cepillo de dientes cada 3 meses. Más cuidadosos aún debemos ser con los cepillos de los peques de la casa, que por su cepillado irregular pueden desgastar los cepillos más pronto que las personas mayores.

Como siempre le decimos, cuide su sonrisa. Nunca sabrá quién puede enamorarse de ella.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *